1. Pérdida de memoria suficiente para interrumpir la vida cotidiana - Como olvidar información recientemente aprendida, fechas o eventos importantes, pedir la misma información una y otra vez, depender cada vez más de ayudantes de memoria o miembros de la familia.

2. Dificultades para resolver problemas - Incapacidad para seguir planes, trabajar con números, seguir recetas o realizar un seguimiento de las facturas.

3. Problemas para completar las tareas diarias - Como conducir a un lugar familiar, recordar las reglas de un juego, completar tareas en el trabajo.

4. Confusión en el tiempo o lugar - Perder el rastro de las fechas y las estaciones, o olvidarse de dónde está o cómo llegó allí.

5. Dificultad para comprender las imágenes visuales - Problemas para leer, juzgar distancias, colores o contraste, o reconocer su propio reflejo.

6. Problemas con palabras habladas o escritas - Dificultades para seguir una conversación, encontrar la palabra correcta o llamar a las cosas por el nombre correcto.

7. Extrayendo cosas - Poner cosas en lugares inusuales, incapaces de volver sobre los pasos, acusando a otros de robar.

8. Pobre juicio - Disminución en la toma de decisiones, regalando grandes sumas de dinero, prestando menos atención al aseo personal.

9. Retiro del trabajo o actividades sociales - Problemas para recordar cómo completar un proyecto de trabajo o pasatiempo favorito, evitando deportes o eventos sociales.

10. Cambios en el estado de ánimo - Volverse confundido, deprimido, sospechoso, temeroso o ansioso. Se altera fácilmente cuando está fuera de la zona de confort.

Viviendo con demencia
Clasificación: 94 / 100

Total: 100 calificar