Los tres pasos básicos del surfeo del impulso:

  • Haga un inventario de cómo experimenta el deseo de beber. Haga esto sentándose en una silla cómoda con sus pies planos en el piso y sus manos en una posición cómoda. Tome algunas respiraciones profundas y centre su atención hacia adentro. Permita que su atención recorra por su cuerpo. Observe donde en su cuerpo experimenta el antojo y cómo le hace sentir. Por ejemplo, "El antojo está en mi boca y nariz y en mi estómago."
  • Enfóquese en un área donde usted está experimentando el impulso. Observe las sensaciones exactas en esa área. Por ejemplo, ¿se siente caliente, frío, con hormigueo, o adormecimiento? ¿Sus músculos están tensos o relajados? ¿Qué tan grande es el área involucrada? Observe las sensaciones y descríbalas a usted mismo. Observe los cambios que ocurren en la sensación. "Mi boca se siente seca. Hay tensión en mis labios y lengua. Al exhalar, puedo imaginar el olor y el cosquilleo de las bebidas alcohólicas
  • Repita el enfoque con cada parte de su cuerpo que experimenta el deseo. Descríbase a sí mismo los cambios que se producen en las sensaciones. Observe cómo el impulso de beber viene y se va. Muchas personas, cuando surfean el impulso, notan que después de unos minutos el deseo de beber ha desaparecido. Sin embargo, el propósito de este ejercicio no es hacer que el deseo se vaya, sino experimentar el deseo de una nueva manera. Si usted practica surfear el impulso, usted se familiarizará con su antojo de beber y aprenderá cómo lidiar con ellos hasta que se vayan naturalmente.
Superándose de la adicción al alcohol
Clasificación: 85 / 100

Total: 98 calificar